Archivo de la etiqueta: sociedad

Notas y pensamientos

Anuncios

Queridos amigos:

Hoy, Día Internacional del Orgullo Friki, no sola felicitarnos por todo lo que hemos amado lo que los demás llamaban «rarezas», sino que es momento de parar un poco en la rutina incesante de la vida y meditar. Este es un blog literario, claro está, pero la literatura y la filosofía, la ciencia, la investigación, la reflexión, el derecho, la religión, la moralidad, la sapiencia… están íntimamente unidas, sin que puedas disgregarse más que como objetos de explicación académica; son vaso comunicantes, arroyos que confluyen a las mismas marismas y que se alimentan constantemente unos de otros, y aun de la misma marea que sube desde el mar de la infinidad de la vida humana, del humanismo en su lato sentido.

De modo que nada humano es ajeno a quien escribe. Tampoco a quien lee. Ambos, en realidad, pueden ser la misma persona.

Pero pasemos de la presentación al hecho en sí.

Uno ha tenido sus años filosóficos, y ha coleccionado infinidad de notas personales de reflexiones más o menos abstractas. Acaso resulten un tanto áridas, pero no faltará utilidad para quien sepa tomarlas como un trampolín para reflexiones más extensas, e incluso como motivo para una hora de meditación, más allá de las ocupaciones del día a día.

En todo caso, me ha parecido bien incorporar a Somnia algo que no solo fuera relato ficticio, y ampliar los temas publicados, pues como veis en los últimos días tratamos de que personas que más afinidades e intereses puedan tener Somnia como una referencia de consulta. Aun así, no dejaremos de apostar por la mera literatura.

Dicho esto, os dejo a continuación varias fotografías tomadas de mi propio cuaderno de notas. Tened en cuenta que estas notas tienen quizás décadas. Tomadlas como tal. Y comentad lo que queráis.

Saludos y buena tarde a todos.

Recomendación breve: Metamorfosis, de Kafka

Anuncios

Queridos amigos de Somnia:

Aquí no se recomienda libro que no se haya leído.

Hoy quiero aconsejaros que leáis este clásico de la literatura alemana de principios del siglo XX: La Metamorfosis, de Franz Kafka, que es una novela corta publicada en 1915. La historia trata sobre Gregorio Samsa, cuya repentina transformación en un enorme insecto dificulta cada vez más la comunicación de su entorno social con él, hasta que es considerado intolerable por su familia y finalmente perece.

Es un relato que os abrumará, os hará sentir confusos y finalmente se desvelará ante vosotros como una mariposa al salir de su capullo. Imprescindible en la educación y muy recomendable sobre para escritores que se sientes «bichos raros» en medio de una sociedad que no los entiende ni los valora.

Y, como siempre que puedo, aquí os dejo una foto de mi ejemplar.

Coronavirus 2

Anuncios

Este es mi manifiesto a día de 27 de julio de 2020.

  • España se aboca a un segundo confinamiento domiciliario, llámese como se llame, sin que las autoridades sepan cómo actuar de verdad para detener la pandemia, salvo esperar que llegue una ficticia (por ahora) vacuna.
  • Morirán muchas más personas que no han mantenido las recomendaciones de las autoridades.
  • Será por culpa de miles, millones, de otras personas que se están saltando a la torera las medidas de control, especialmente los más jóvenes.
  • La sociedad ha demostrado una vez más que está formada por masas sin seso ni responsabilidad, de las que es imposible esperar algo bueno, salvo que se les obligue por la fuerza.
  • Los más jóvenes se han destacado en la demostración de su irresponsabilidad, su insolidaridad y su ciego egoísmo.
  • La responsabilidad primera está en los gobernantes, pero la última está en la sociedad. De forma que esta pandemia, en cierta forma, está suponiendo una cierta selección natural (bien que injusta), un castigo merecido a una vida inmoral, irracional, vanidosa y ególatra de muchos, que probablemente se lleve por delante a otros que nada tienen que ver con esa locura.
  • Las sociedades que se creían más seguras y más intocables están sufriendo la pandemia tan duramente como las demás, y eso es un adecuado correctivo a su soberbia, lo mismo que una nueva demostración providencial de que nadie está seguro nunca, jamás, cuando su seguridad se basa en la desigualdad, la violencia y la mentira.
  • Europa será incapaz de comprender su verdadera debilidad mientras siga encerrada en sus debates ideológicos, su superficialidad, su cobardía y sus divisiones internas.
  • La pandemia es un arma. Pero todas las armas son usadas para fines más amplios y diferentes para los que se inventaron.
  • La reconstrucción no es posible. Solo la evolución. Pero cuidado: los poderosos querrán que evolucionemos hacia la dirección que ellos nos marquen, que será la peor para la sociedad.
  • La sociedad debe saber autoregularse. Debe saber liberarse. Debe saber disciplinarse. Pero está claro que estamos criando generaciones sin freno, sin control, sin límites, que creen que todo está permitido y que nada es malo.