OS CONTARÉ POR QUÉ NO FUI AYER A LA FIESTA…

No sé cuándo ni por qué escribí este brevísimo relato... ¡Ya veis, la cabeza de un escritor es un cajón de sastre donde hay amontonados miles de recuerdos insignificantes y donde quedan enterrados otros relevantes, para nunca volver! Pero, por si os gusta, os lo regalo... "Tuve que irme a la cama para no flaquear. … Continúa leyendo OS CONTARÉ POR QUÉ NO FUI AYER A LA FIESTA…