La estúpida y descorazonadora realidad de las REDES SOCIALES

¡Hola! ¿Hay alguien ahí? Joder, espera tú, no hay nadie... ¡Qué tonto soy! ¿Cómo va a haber alguien si no digo barbaridades, ni como mierda, ni enseño mi cuerpazo ni meo ideología? Pues ahora que nadie me ve ni me oye, voy a despacharme a gusto. Total... A ver, la primera verdad del día: las … Continúa leyendo La estúpida y descorazonadora realidad de las REDES SOCIALES