Notas y pensamientos

Queridos amigos:

Hoy, Día Internacional del Orgullo Friki, no sola felicitarnos por todo lo que hemos amado lo que los demás llamaban «rarezas», sino que es momento de parar un poco en la rutina incesante de la vida y meditar. Este es un blog literario, claro está, pero la literatura y la filosofía, la ciencia, la investigación, la reflexión, el derecho, la religión, la moralidad, la sapiencia… están íntimamente unidas, sin que puedas disgregarse más que como objetos de explicación académica; son vaso comunicantes, arroyos que confluyen a las mismas marismas y que se alimentan constantemente unos de otros, y aun de la misma marea que sube desde el mar de la infinidad de la vida humana, del humanismo en su lato sentido.

De modo que nada humano es ajeno a quien escribe. Tampoco a quien lee. Ambos, en realidad, pueden ser la misma persona.

Pero pasemos de la presentación al hecho en sí.

Uno ha tenido sus años filosóficos, y ha coleccionado infinidad de notas personales de reflexiones más o menos abstractas. Acaso resulten un tanto áridas, pero no faltará utilidad para quien sepa tomarlas como un trampolín para reflexiones más extensas, e incluso como motivo para una hora de meditación, más allá de las ocupaciones del día a día.

En todo caso, me ha parecido bien incorporar a Somnia algo que no solo fuera relato ficticio, y ampliar los temas publicados, pues como veis en los últimos días tratamos de que personas que más afinidades e intereses puedan tener Somnia como una referencia de consulta. Aun así, no dejaremos de apostar por la mera literatura.

Dicho esto, os dejo a continuación varias fotografías tomadas de mi propio cuaderno de notas. Tened en cuenta que estas notas tienen quizás décadas. Tomadlas como tal. Y comentad lo que queráis.

Saludos y buena tarde a todos.

Deja un comentario