Esto no es mío, ni de ninguno de mis colaboradores, pero lo tenía que publicar.

Hola, amigos. Hello, my friends. Estoy triste. I´m sad.

¿Qué me pasa?

Veréis: estaba leyendo un rato el periódico, a través de mi pc. Solo por encima, ya sabéis, para ojear los titulares y enterarme si había algo destacable en la actualidad. Ninguna de las noticias me interesaba mucho, la verdad. Así que fui girando la rueda de mi ratón, abajo, abajo, más abajo… De pronto, una foto llamó mi atención. No creáis que era una foto espectacular, ni había nada político, ni histórico, ni erótico, ni salvaje, ni nada que se le parezca. Una cama de hospital, una chica enferma, entubada, y su padre junto a ella, durmiendo en una cama supletoria, pero pegado completamente, rozándola casi. Me detuve unos segundos.

Leí el titular: «La última foto que hice a mi hija Rebecca antes de que muriera de cáncer». Algo dentro de mí me decía que no pinchara, que siguiera adelante, que no me interesara. Pero soy padre. Esta parte paternal de mí se puso inmediatamente en la piel de la persona que hubiera escrito ese titular. Y quise saber…

Me he tirado un buen rato llorando, intentando que nadie en la oficina me vea, secando mis lágrimas con las mangas de mi camisa, ahogando el nudo de mi garganta con la amenaza de la vergüenza. Y mi alma ha estado un rato hundida en el dolor. Porque es el dolor (y el amor) lo que se trasluce en cada palabra, en cada frase, en cada foto, de este artículo que os comparto. ¿Sabéis por qué lo hago? Porque soy padre, y esta parte paternal de mí ha comprendido el sufrimiento de ese corazón que ha escrito este artículo.

En homenaje a Rebecca, a su familia, a sus padres, por supuesto, y a todos los enfermos de cáncer que luchan cada día (y en muchos casos son vencidos), os dejo a continuación el enlace del artículo impactante que me ha destruido la calma y la quietud en esta tarde. Absteneos si sois muy sensibles. O lanzaos de cabeza, ¡yo qué sé!

Ojalá algún día seamos capaces de vencer todos estas batallas terribles de la naturaleza.

Por Rebecca y por todos los padres que pierden a sus hijos.

https://www.elmundo.es/papel/historias/2021/04/15/60782c36fc6c83af6f8b4640.html


silhouette of tree near body of water during golden hour

Deja un comentario