Toledo, la ciudad en que los tejados se besan


Aquí el amor se siente hasta en las cornisas.

Tejados enamorados, amigos míos.

¡Tejados enamorados!

Deja un comentario