Sigo

Porque nunca me tumbarán, aunque me hayan vencido.

Porque nunca me hundirán, aunque me hayan golpeado.

Porque nunca me olvidarán, aunque me hayan enterrado.

Sigo porque es la única forma de vivir que conozco.

Sigo porque mi alma me lo exige.

Sigo porque es la única manera de ser fiel a la grandeza de lo vivido y lo recordado.

Sigo porque tengo un fuego que quema y me abrasa cuando estoy quieto.

Sigo porque lo perdería todo si no siguiera.

Y sigo porque tengo que seguir, así de sencillo.

Aunque ya solo me quede vacío.

Aunque sea domingo por la noche.

Aunque me aterrorice volver al abismo.

Aunque ya no tenga quien me abrace.

Sigo.

Escribo, línea a línea, palabra a palabra.

Sigo, siento, escribo y espero un nuevo día.

Deja un comentario