El barón y el Poeta loco. Trabajos de los alumnos (VII)

Buenas tardes, amigos del mundo. Good afternoon, my friends.

Volvemos con otra entrega de esta locura que nos ha entrado en el Curso de Escritura novelística libre: la locura del Poeta loco. Se nos ha contagiado. Somos unos más de su comitiva. Vamos con él, aunque no sabemos adónde nos conduce, si bien hay días que yo sospecho que nos está conduciendo a un lugar inexplorado, sin cartografiar, inhóspito y acogedor al mismo tiempo: nuestro propio interior. En fin, veamos qué nos trae la tarde.

No sé a qué personaje de una película de bajo presupuesto oí una vez que no se puede ser excelso todos los días. Pero el personaje mentía. Mis chicos lo son.

Recordemos que podéis leer el relato inacabado “El barón y el Poeta loco” en mi blog, en una publicación del día 22 de diciembre pasado. Aquí os dejo el enlace de ese reto, os recomiendo que leáis esta entrada antes de continuar:

https://somniablog.com/2020/12/22/el-baron-y-el-poeta-loco-proyecto-de-curso-de-escritura/

El reto que lancé a mis alumnos fue darle su propio final. No les dije cómo tenían que hacerlo ni hacia dónde tenían que conducir la historia. Solo les dije que leyeran las otras aventuras del Poeta loco y que amaran su esencia. Debían dejarse llevar por su imaginación. Nada más. Lo hicieron, creedme. Lo hicieron de verdad.

Hasta la fecha, Álex, Óscar, Rosa, Matty, Ruth y Miren ya han dado su versión del final del cuentecillo sobre “El barón y el Poeta loco”. En efecto, primero trajimos al blog el trabajo de Álex Padrón. Podéis leer su excelente continuación de este texto en este enlace:

https://somniablog.com/2021/01/08/el-baron-y-el-poeta-loco-trabajos-de-los-alumnos-i/

Días después, contamos con la participación de Óscar Green. Lo podéis recordar en este enlace:

https://somniablog.com/2021/01/11/el-baron-y-el-poeta-loco-trabajos-de-los-alumnos-ii/

Días más tarde, pudimos disfrutar del trabajo de Rosa. Aquí podréis leer su relato:

https://somniablog.com/2021/01/14/el-baron-y-el-poeta-loco-trabajos-de-los-alumnos-iii/

Luego llegó el relato de Matty. Aquí podréis leerla a ella también:

https://somniablog.com/2021/01/20/el-baron-y-el-poeta-loco-trabajos-de-los-alumnos-iv/

Tuvimos luego la aportación de Ruth, a leer aquí:

https://somniablog.com/2021/01/22/el-baron-y-el-poeta-loco-trabajos-de-los-alumnos-v/

Y hace unos días, tuvimos la suerte de leer el relato de Miren, que nos dejó sin duda sumidos en la meditación y el arrobamiento. Os dejo el enlace, a riesgo de dejar demasiado material atrasado que leer, pero os aseguro que no os decepcionarán.

https://somniablog.com/2021/01/24/el-baron-y-el-poeta-loco-trabajos-de-los-alumnos-vi/

Hoy le toca el turno a Pilar, que ha tomado el testigo de este reto y que lo va a pasar al siguiente con orgullo, porque ha dejado el listón muy alto, dándole al relato un final con un tono didáctico y moral que seguramente no habíais previsto, y que a mí personalmente me ha encantado. Hay mucho que aprender en este final, y espero que lo leáis con gusto y le dejéis un bonito comentario. Hoy Pilar ha demostrado que puede que tengas miedo de hacer algo, pero que si te lanzas y pones el alma, entonces el resultado puede ser increíble.

<<Los ladrones llevaron a Aerlis adonde la Vega del Arroyo se junta con la cueva.

Cuando llegaron, Aerlis quiso saber el motivo de su secuestro. Los malhechores no sabían exactamente qué responder, porque, por un lado era, por su túnica típica de familia adinerada, que la querían para ellos y poder venderla a buen recaudo; pero, por otro lado, era por fastidiar al Poeta Loco, ya que sabían que, en el momento que viniera a rescatar a su pupilo, tendría que darles a cambio uno de sus locos poemas, y esperaban poder sacar de él sus propios beneficios.

Pero Aerlis rompió todos sus esquemas, porque les dijo que no necesitaban al maestro para conseguir uno de sus poemas. Él, como buen alumno suyo que era, se sabía de memoria todos los poemas que su maestro les había recitado. E hizo un pacto con ellos: les prometió recitar uno de ellos si a cambio le devolvían su libertad para volver junto a su maestro y compañeros.

Los malhechores aceptaron el trato.

Aerlis les recitó un poema. Ellos tomaron nota en una libreta con la intención de hacerlo suyo y venderlo, creyendo así poder conseguir fama y dinero.

Cuando Aerlis hubo terminado de recitar el poema, se dispuso a irse y los ladrones le dijeron que antes de marcharse tenía que dejarles la túnica en su poder.

Aerlis era muy cabezón y no quería, y les hizo ver a los ladrones que hay veces que uno por el motivo que sea se encariña de algo, y a esa túnica ya le había cogido cariño, y no porque fuera de familia adinerada y a él le gustase aparentar lo que no era, como parecía. Esa túnica le recordaba mucho a una túnica que llevaba su abuelo cuando él era pequeño y a sus anécdotas cuando jugaban juntos. Y este era el verdadero motivo por el que no quería quedarse sin ella, porque para él tenía ese valor sentimental, aunque no fuese la misma túnica, pero le hacía recordar a su abuelo, la persona que más le demostró cariño y enseñanzas como forma de vida.

Los ladrones se emocionaron con la anécdota y le dejaron marcharse.

Aerlis se puso en camino en búsqueda del maestro y sus compañeros. Cuando llevaba un rato caminando, se cruzó de frente con todos ellos que le andaban buscando y le dieron un abrazo inmenso por el reencuentro. Y le pidieron que les contara lo sucedido con los malhechores.

El maestro pidió primero llegar a algún lugar para sentarse y descansar.

Cuando llevaban un rato caminando llegaron a una aldea reconfortante y el maestro les pidió que se sentaran para descansar. Allí Aerlis aprovechó para contarles su anécdota. Les contó todo, con todo lujo de detalles.

El Poeta Loco se sintió orgulloso de su alumno, porque supo salir airoso de la situación y porque vio que sus enseñanzas no eran en saco roto.

Resulta que el poema que recitó a los ladrones no era del Poeta Loco, era de su propia cosecha y los ladrones se creyeron que era del Poeta Loco, por lo perfecto que era.

Esto es lo que consigue un buen MAESTRO: que sus alumnos sean capaces de llevar a la práctica sin ningún temor sus enseñanzas. Porque Aerlis había conseguido la motivación necesaria para sentirse capaz de escribir él sus propios poemas. 

Sus compañeros le dijeron que si no sentía pena de que ahora su poesía llegara a otros oídos y no supieran su verdadera autoría.

A lo que Aerlis les dijo: “Te pueden robar las ideas, pero nunca el talento”.  Y al Poeta Loco se le hinchó el pecho de orgullo y le sonrió como nunca antes>>.


¿Qué puedo añadir yo a este final? Cada uno de mis alumnos está escribiendo según su espíritu y la naturaleza de su imaginación. Somos apenas dos docenas, y hay tantos finales diferentes como personas. Este ejercicio demuestra que la literatura creativa es uno de los mayores y más mágicos inventos del ser humano, y que no puede encerrarse toda la riqueza de la escritura en una sola mente, y que cualquiera puede adquirir la fuerza y el valor para aprender y elevarse sobre lo que cree su triste mediocridad, para demostrarse y demostrar al mundo que en el corazón de cada ser humano hay un artista. Porque el arte fue ideado por Dios para acercarnos a él, a través de la belleza, y se nos dio el ansia y el anhelo de la belleza a todos. Por eso, odio a quienes miran a los demás por encima del hombro solo porque saben “hacer algo”, pues con ello demuestran su profunda ignorancia y su estúpida altanería. Todos somos capaces de grandes cosas si nos lo proponemos y si nos dan la oportunidad.

¡Bravo por Pilar y bravo por cada uno de mis alumnos!

Por supuesto, habrá pronto más versiones de este reto, y cuando este termine, de otros que hemos lanzado en el curso y que van a sorprenderos. No dejéis de compartir estas publicaciones para que más gente pueda admirar la creatividad de estos valientes.

Un comentario en “El barón y el Poeta loco. Trabajos de los alumnos (VII)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s