Blanco despertar

Buenos días, amigos. Good morning, my friends.

¿Qué os han traído los Reyes Magos?

No hay despertar sin sueño ni mañana sin noche. No hay crecimiento sin pequeñez ni avance sin punto de partida. No hay frío sin calor ni nieve sin verano. Así, la vida es siempre una confrontación de extremos, entre los que nos movemos como motas de polvo mecidas por la brisa o barridas por la tormenta. No estamos en ningún sitio y estamos en todos a la vez. No hay arriba ni abajo cuando el huracán arrecia. La verdad está en el huracán mismo, no en nosotros. No hay más que recuerdos del sol cuando la nieve cae, pero eso no quiere decir que el sol no esté ahí, lejos, detrás, oculto, pero cierto. De la misma forma, Dios se oculta de los hombres a causa de la tormenta de sus propios pecados; de la misma forma, la felicidad se nos congela en las manos como un copo de nieve efímero a causa de nuestros propios errores; de la misma forma, el hombre es invierno para el hombre, a causa de nuestros propias nubes interiores.

La mañana nace fría e invita al descanso, al café caliente en taza de cerámica, entre las manos sensitivas, junto a la ventana, mientras la nieve cae lenta pero constantemente, embutido en el pijama nuevo, con las crocs de estreno y los calcetines gordos, esos que apenas te pones pero siempre tienes en el cajón preparados para estos menesteres, entre un montón de calcetines desparejados más; pensando en lo que has hecho para llegar hasta ahí y lo que te queda por hacer, y acunando la sensación de que la vida vale la pena por momentos como este: tus hijos corriendo por la casa con los juguetes nuevos, tu perra sacudiéndose la nieve del pelo en mitad del salón y tú lamiéndote las heridas del corazón, casi todas cicatrizadas ya, y las que no, a punto de dejar de sangrar, porque el termómetro en negativo no solo marca el gélido despertar del día, sino también impide que el dolor se siga escapando por los agujeros del alma.

La mañana nace blanca, y blanco será el día. Blancos los ojos que ven la blancura del mundo. Blanco el espíritu que se colma de enero. Blanca la fe que se eleva por encima de las nieblas de los facta. Y el ser humano sonríe, porque su estado natural es la risa, porque su destino natural es la alegría; porque su compañera, la muerte, no puede borrarlo todo; porque el corazón se aferra con la inquebrantable voluntad de la célula que continúa su proceso hasta el fin, con el indestructible hado del elemento químico que persiste en su reacción, en su existencia, a pesar de las transformaciones. Blanco es el mundo entero, incluso el universo, a pesar de la negrura de sus espacios infinitos, allí donde ni siquiera el rastro perdido de la luz alcanza. Porque blanca es su esencia. Bajo toda esa polvareda invisible o ese silencio inescrutable, bajo la materia y el movimiento, bajo el tiempo y el espacio, hay una red profundísima y luminosa, que lo sustenta todo, que lo vivifica todo, que lo crea todo.

Empieza el año con nieves. Dicen que es buen presagio. Pero para mí lo importante es la nieve que cae en mi corazón, que riega cada uno de sus rincones; y que, aunque hoy parece helarlo todo, es en realidad el manantial futuro de la primavera. ¡Cuánta hermosura crecerá sobre los restos de mi presente, cuando esta nieve se funda y se acumule el agua en los recónditos pozos de mi espíritu! ¡Cuánta vida! ¡Cuánto futuro!

Hoy os sonrío. Hoy os saludo. Hoy os miro desde la blancura de este enero invernal que nos oculta el sol y nos cala hasta los huesos. Y os deseo con toda la potencia de mi ser que descubráis los tesoros de mi escritura y penetréis en ellos, como en una montaña de fuego y agua, de oro y plata, hasta que os veáis fundidos en el volcán de mi prosa y de mi sentimiento; recreados, purificados, nuevos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s