Añoranza

Me mandan este vídeo del mar, costa de Málaga.

¿Quién no desearía pasear junto al mar una tarde de otoño?

Echo de menos su rumor, su lenguaje secreto y fascinante, el sabor de la sal, la humedad y la inmensidad de su fuerza.

Gracias a Isabel por reavivar mi añoranza del océano seductor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s