3 LIBROS PARA CRECER COMO LECTOR Y PERSONA

Good morning, my friends.

Buenos días, amigos.

Empieza la semana, es lunes, pero no tenemos que ir por el mundo con la cabeza a oscuras y el corazón aplastado, sino que hay miles de razones para respirar hondo y dejar que el aire de la vida hinche nuestros pulmones, y mirar al presente y al futuro con optimismo. Somos guerreros, somos montañeros, somos marinos. No tememos a la dificultad, no nos da miedo entrar por el sendero estrecho, no rehuimos la lucha. Miramos a los ojos de nuestros miedos y los consumimos en el fuego de nuestra voluntad.

¡Así os quiero ver! Y si tenéis dudas, si flaqueáis, escribidme a mi facebook o a mi instagram, y yo os escucharé y os fortaleceré. Mis oídos siempre están abiertos. Porque la unión hace la fuerza. Y esto debemos tener claro: no nos salvamos ni nos perdemos solos. Somos familia, somos sociedad, somos seres políticos, que necesitamos a los demás.

Y lo que os traigo es, ni más ni menos, energía a raudales, tierra de cultivo donde crecerán los frutos de madurez que anidarán en vuestro espíritu. ¡Dejad de leer esas basuras que os imponen desde los medios y las campañas publicitarias! Dejad de leer las pobres obras que, reduciendo la riqueza del universo humano a unas pocas frases hechas, pretenden que sigáis el camino marcado por otros, encadenados hasta las cejas, aunque no os deis cuenta. Dejad de leer lo que os mantiene con la cabeza hacia el suelo o hacia vuestros podridos órganos. Eso se acabó. Hay mucho más descubrir. Alzad la cabeza. Sois dignos de mirar a los ojos a quienquiera.

SED LIBRES.

Pero para ser libre es necesario luchar, y para luchar hay que tener armas. Los libros son las armas del espíritu, las armas de la voluntad que sale de su pozo de ignorancia y oscuridad, y escala las terribles paredes de la cárcel donde la sumieron, desafiando todos los terrores que insuflaron en sus genes. Los libros, los buenos libros, no solo son amigos que jamás te abandonan, sino que, como escaleras que llegan al cielo, te permiten dejar para siempre las fangosas profundidades de una vida marcada por la esclavitud intelectual y la pobreza estética; como Bilbo en el Bosque Negro, que se encaramó a un árbol gigantesco para observar por encima de las copas y sentir la calidez del sol en su rostro de nuevo, y viendo el mundo en su justa medida, y no negro y ominoso como el Bosque Negro pretendía, supo guiar a sus camaradas en la dirección correcta, así también vosotros (y yo) debemos encaramarnos a los libros, y ascender, y caminar.

¿Qué libros leeremos para soportar la dura travesía de la vida? ¿Cuáles para crecer?

Yo tengo la respuesta. ¡Id a los clásicos! Sus fuentes rebosan de agua. Sus árboles están repletos de frutos. Quien se aferra a ellos no vacila. Quien se entrega a ellos, no se ve defraudado. Porque decidme, si queréis escalar una alta montaña, ¿a quién acudís? Está claro, a un montañero experimentado, a un guía que os lleve por senderos seguros. Y ahora decidme, ¿qué montaña es más importante que la vida? ¿A quién acudiréis para ascender y alcanzar esa cima que parece imposible? ¡A los más excelsos de los hombres, claro está! A aquellos que vinieron antes y dejaron su sabiduría por escrito, y fueron líderes y conductores de masas. A aquellos que llevaron la antorcha con el fuego sagrado antes que nosotros.

Estamos en la oscuridad, pero el fuego está ahí fuera, solo hay que ir a buscarlo. Ellos lo tienen.

Podríamos citar miles de autores y de obras del pasado, sea lejano o reciente. Pero cada uno debe hablar de lo que ha visto y oído, y en mi caso no puedo contaros lo que no sé. Por esta razón, he decidido traer hasta vosotros 3 libros que a lo largo de mi vida supusieron un mazazo, un cambio, una luz, una revolución interior, una cueva segura, un estímulo inagotable, un bastón de peregrino. 3 libros sagrados en mi alma. 3 autores amados y admirados. 3 libros eternos. Y, además, fáciles de encontrar y fáciles de leer.

Ellos os harán crecer como lectores y como personas. Ellos os harán ver cosas que no soñabais. Ellos os ayudarán a ser más libres, a sentiros más fuertes, a amar y a creer con más convicción.

No voy a haceros reseñas largas, porque eso lo reservo para otras ocasiones. Hoy solo quiero que entendáis que PODÉIS CAMBIAR VUESTRA MENTE y vuestra vida con la literatura, y que los autores de otras épocas vivieron situaciones parecidas a las vuestras y las reflejaron en sus libros, y cambiaron el mundo con ellos. Espero que os puedan inspirar.

LOS MISERABLES, de Víctor Hugo. Siglo XIX. La odisea espiritual de un pueblo que lucha por su libertad y de un hombre que lucha por su redención personal. Una obra eterna, que pone al hombre frente a la decisión de elegir entre el perdón y la venganza, entre el amor y la rabia, entre la humildad y la violencia; y que retrata la Francia del siglo XIX y toda una serie de personajes memorables, de todas las extracciones sociales. Monstruosamente brutal.

https://amzn.to/2VMt9Ca

GITANJALI, de Rabindranath Tagore. Siglo XX. La poesía más pura y la espiritualidad se mezclan en un libro inspirador, rompedor, lleno de amor, de sueños, de delicadeza, de diálogo con la divinidad, de profundidad espiritual, de autoconocimiento. Un libro para transformarse. Un libro inigualable. Ha inspirado a legiones de lectores. Espiritualidad seria, no de baratillo, ni de frases fáciles. Poesía y musicalidad. Espíritu. Mística.

https://amzn.to/3gliGHk

GUERRA Y PAZ, de León Tolstoi. Siglo XIX. La narración de los hechos que rodearon a la invasión napoleónica de Rusia, a principio del siglo XIX, y toda una lista interminable de personajes implicados en ese mundo, y la reflexión sobre la historia, sobre la filosofía, sobre la naturaleza de un pueblo como el ruso, con páginas memorables que son parte de la historia de la literatura, y una trama en la que el lector se ve inmerso desde el primer momento, atraído por la voz poderosa y sutil de Tolstoi, narrador genial, inigualable desde entonces. Una portentosa historia que toca el alma y desnuda los signos de los tiempos. Desgarradora y romántica.

https://amzn.to/2VPT4ss

Ascended, subid hasta el sol, dejad que las palabras sean la gasolina de vuestra alma, alimentadla solo con el oro de la literatura más excelsa, y veréis cómo la mente se purifica, cómo el corazón se agranda, cómo la vida se transforma.

Vuestro amigo Jaime Arias os desea que seáis valientes y leáis buenos libros.

Deja un comentario