Adiós a Camelot

Sean Connery fue un día rey de Camelot. Un Arturo maduro, en la cúspide de su poder, seguro de sus principios y enamorado.

Hoy ha muerto este titán del cine, que como Arturo fue un día rey, en este caso de Hollywood y del séptimo arte.

Camelot cayó, pero vive en la memoria de los pueblos. Igualmente, Connery ha caído al fin ante los hachazos del tiempo, pero su memoria perdurará.

Adiós, maestro. En la Camelot del cielo reinarás con los que te seguiremos viendo en tus películas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s