Sexo, Pollas y Tetas

¿Ya tengo vuestra atención?

Reivindico mi derecho a decir obscenidades para que me prestéis atención.

Decirlas no es peor que encadenar mentiras delante de un micrófono, como los políticos de todo calado y color, maestros de la trola, amigos de lo ajeno; ni peor que defraudar en lo público y en lo privado, como bien saben muchos en este país, profesionales de la estafa y el negocio negro; ni peor que oprimir a sus trabajadores y a sus inferiores, tarea en que son expertos infinidad de señoritos y prebostes de esta mierda de sistema, libre solo en apariencia.

Decirlas no es peor tampoco que agredir, insultar, dañar, ocupar, abusar, oprimir, putear, matar…

Y ahora, después de este rollo, DEJADME UN MALDITO ME GUSTA, COMPARTID, COMENTAD, como si no hubiera mañana, como si os fuera la vida en ello. En definitiva, os estoy pidiendo que me apoyéis. SOY UN ESCRITOR, no una modelo, ni una influencer, ni un deportista… Las redes sociales parece que solo funcionan si tienes una imagen física muy atractiva. Las aplicaciones no te promocionan si no ofreces esto mismo o fotos de gatos, de perros y polémicas absurdas. Si te dedicas simplemente a escribir, como yo, sin mayores pretensiones, cada vez estás más abajo. Solo se puede revertir este proceso con presencia continua (por esto últimamente escribo tanto en el blog), y con vuestro apoyo en forma de likes y de comentarios.

¿Y todo esto para qué?

COÑO, ¿PARA QUÉ VA A SER? PARA CONTINUAR CREANDO, PARA SEGUIR ESCRIBIENDO.

¿O es que creéis que soy un espíritu puro que no come ni bebe, y que tiene todo el tiempo y energías del mundo para vivir en el limbo del arte y emitir, desde mi morada etérea, rayos de belleza sublimes que rieguen a los mortales ?

Soy un tipo normal, con una vida normal, pero con un talento escondido y extraordinario. Lo malo es que las redes sociales (bendito invento) privilegian a mucha gente sin talento pero con atractivo. Ocupan, con muchísima distancia, los primeros puestos en las sugerencias de búsqueda y en la lista de más seguidos. Si vosotros, los pocos que me leéis, no movéis el dedito para hacer click en me gusta o en compartir, estamos jodidos. Yo y todos los que son como yo.

Ale, a seguir con sexo, pollas y tetas.

Deja un comentario