Tú o nada

A veces, solo a veces en la vida, incluso una sola vez… tienes que cambiar. O lo haces o te lo hacen.

¿Vas a permitir que decidan por ti?

Responde a quien no te pregunta, grita a quien no te escucha, desobedece a quien no te gobierna y apártate de quien te dice hasta luego.

Si no te apetezco hoy, nunca.

Mi palabra es Tú

Pero tú dijiste No.

Y me cambiaste. Cambié.

Gracias, vida, porque tu negación me ha abierto nuevos caminos.

Deja un comentario