¿543 son suficientes?

Queridos amigos:

Mirad bien este mapa…

Es un mapa aproximado de Somnia, mi mundo imaginario, donde transcurre la historia de Canción Eterna, que fue elaborado por un cartógrafo anónimo hace varios siglos. Puede apreciarse su antigüedad porque no aparece la capital de Somnia, Albia, que entonces era apenas una aldea, y porque algunos nombres de ciudades están completamente cambiados hoy en día.

Pues bien, Somnia sigue creciendo. Canción Eterna tendrá segunda parte. ¿Quién sabe? Puede que incluso una tercera parte. ¿Por qué? Porque siguen ocurriendo cosas increíbles, porque la historia se está escribiendo al mismo tiempo que está sucediendo, y porque este humilde notario que da testimonio de los acontecimientos ha llenado ya, con la menuda letra de su notebook, un total de 543 páginas. Y creedme si os digo que no he registrado aún la mitad de todo lo que merece ser contado.

Está claro, entonces. 543 páginas no son suficientes.

Nunca es suficiente si quedan batallas, amores, peleas, diálogos, rencores, besos, proyectos, paisajes, monstruos… de los que hablar.

¡Animadme! No sabéis la fuerza que me dan vuestros ánimos.

Por todos vosotros, y los que vendrán, 543 millones de gracias y de buenos deseos. Y otro tanto más de brindis por los que pululan en Somnia, el hogar, la patria de todos los sueños.

Deja un comentario