Los churros

El sábado es el día de los churros.

Un rito que se HA INSTAURADO poco a poco en MI familia.

los churros unen.


A mis hijos les encantan los churros. A mi mujer y a mí también. Churros pequeños, o con propiedad, lazos, pero también churros grandes, es decir, porras. Con chocolate, con café o con colacao de toda la vida. Calentitos, de buena mañana, haga frío o haga calor, pero sobre todo si hace fresco. Papá se levanta los sábados un poco antes, y antes de que la casa tome ritmo de crucero, ya está de vuelta con los churros. Entonces, cuando los miro a mi alrededor, desayunando juntos, felices, me gustaría que ese momento durara toda la vida.

Hay vidas que merecen ser vividas por un instante de gloria. Puede que estén repletas de dolor de parte a parte, puede que sean meras sombras o que no vayan a dejar huella, pero ese instante, ese fugaz suceso, les da sentido. No sé por qué lo digo, ni pretendo saberlo, pero siento que este rato que pasamos juntos, vivos, sonrientes, mirándonos, charlando, desayunando churros, es nuestro instante de gloria. Viviría otra vez esta vida solo para estar con ellos de nuevo.

Gracias, Señor, por estos hijos que tanta guerra me dan pero a los que amo con tanta fuerza. Gracias por esta familia, por esta mujer que me los dio, por estos ratos de vida íntima y sencilla. Si esto es parecerse a ti en el cielo, a tu familia, a tu Trinidad inefable, entonces vale la pena ser humano y estar hecho a tu imagen.

Algún día, dentro de muchos años, recordaremos estos momentos y sentiremos añoranza de lo que fue y que quizás ya no pueda regresar. Y acaso, como alguien dijo una vez, nosotros también digamos: “¡qué felices éramos y no lo sabíamos!”. Solo que sí, que sí lo sabemos, y eso lo hace todo todavía más especial, porque sabemos a ciencia cierta que esto no durará para siempre. La certeza del final da mayor valor a lo que estamos viviendo.

Así es la vida: la certeza de la muerte da mayor valor a la vida, y hace que solo valga la pena entregarla por algo que sea verdaderamente grande.

Como unos churros de sábado y una maravillosa familia unida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s