La voz del desierto

¿Habéis oído la voz del desierto?

Yo la oigo ahora,

rotunda, clara, monstruosa.

Y no sé qué decirle,

ni cómo rebatirla,

ni qué razones oponer

a su poder inconmovible.

Con su voz apaga la mía,

antaño cantarina.

Con su tormenta inunda mis ojos,

otrora luminosos.

Y hasta mi corazón sucumbe

ante su agresiva grandeza.

¿Dónde encontraré

las palabras-oasis

de este desierto de mi alma?

Deja un comentario